sábado, 18 de febrero de 2017

Entrevista con el Dr. Pang He Ming





Entrevista con el Dr. Pang He Ming.
Del centro de entrenamiento y recuperación Huaxia Zhineng Qigong.

LA NATURALEZA COMO ÚLTIMO RECURSO.
El QlGONG Y SU USO PARA COMBATIR LAS ENFERMEDADES GRAVES.

Este artículo fue publicado por “Heaven and Earth Magazine” en 1994.

En este momento tenemos 200 pacientes, todos en las últimas etapas, rara vez los pacientes vienen en las primeras o medianas etapas de su enfermedad. Vienen a nosotros después de que los doctores les dijeran: ustedes van a morir, les quedan sólo unos meses de vida. Somos su última esperanza. Como resultado del tiempo perdido y el deterioro avanzado de sus cuerpos, nuestra tasa de curación es baja, alrededor del 5%.
Los pacientes que vienen aquí están deprimidos, y son pesimistas acerca de sus posibilidades de recuperación. Así que no hablamos mucho de la teoría y los principios del qigong. Primero les mostramos un video de práctica grupal, donde se ve un gran salón, lleno de cientos de personas, creando campos poderosos de energía vital. Les enseñamos demostraciones donde los pacientes pierden peso rápidamente, reducen su presión sanguínea o eliminan tumores. Les mostramos a los pacientes antes y después del tratamiento y los resultados concretos de la práctica. No mostramos esto para promocionarnos, sino sólo para aumentar su confianza. En sus mentes están cerca de la muerte; cuando ven que hay esperanza, practican qigong con determinación.
La enfermedad de algunos pacientes responde rápidamente a la práctica, mientras que la de otros más gradualmente. Un paciente tenía cáncer de pulmón y estómago y era parapléjico, sus médicos dijeron que tenía un mes de vida; le aconsejaron salir del hospital para no gastar el dinero de su familia. Él vino aquí y se quedó con nosotros durante 19 meses, mucho más allá del tiempo que le habían pronosticado. Luego murió.
Nuestros pacientes con cáncer, aunque mueran, no sufren mucho. No necesitan medicamentos y anestésicos. No mueren extenuados ni desanimados. Algunos llegan tan delgados como un fantasma y después de la práctica se ponen en su peso; algunos tienen una muerte agradable mientras duermen, otros mueren mientras están en el campo de qi de la práctica; toman un descanso y mueren, dos murieron así recientemente. Se puede decir que murieron con verdadera dignidad humana.

¿Cree que la práctica del qigong tiene una mejor tasa de curación con ciertos tipos de cáncer?.

Encontramos poca diferencia. Nuestra práctica es la misma para todas las enfermedades. Otros métodos de qigong pueden ser más especializados en sus aplicaciones y tratamiento. Pero entre los muchos hospitales de qigong en el país, el nuestro puede tener la tasa de curación más alta. Y digo “puede” porque todavía no tenemos un estudio completo sobre esta cuestión. Pero si es verdad, es probablemente porque nuestro método del qigong no es muy complejo o sobre-especializado.

En cualquier caso, nuestro éxito se refleja en nuestro crecimiento en las listas en pocos años.

·         En 1988, tuvimos 500 pacientes para recibir tratamiento.
·         En 1989, 900.
·         En 1990, 1700.
·         Y en 1991, teníamos 2800 pacientes.

(Nota: en 1999, se trataron 10.500 pacientes en el Centro, y antes de cerrar en 2002 se había tratado a más de 300.000 pacientes con una tasa de efectividad global del 95%.).

Vienen de todo el país, nosotros no nos promocionamos, vienen después de oír hablar de la curación de otros pacientes.
El qigong no es bien entendido hoy en China, si te anuncias, es como si estuvieras vendiendo algo, y la gente tiene una impresión desfavorable como resultado. Así que no promocionamos ni el qigong, ni el hospital, ni siquiera yo mismo. Confiamos en el propio testimonio de los pacientes para difundir la palabra. Una vez, un parapléjico se curó aquí y después de regresar a casa, al mes siguiente, vinieron 20 parapléjicos de su aldea.
Cada temporada tenemos de entre 20 y 80 parapléjicos, algunos tan mal que no pueden practicar en absoluto. No pueden estar de pie ni caminar, así que los sentamos cerca del campo de práctica y poco a poco el movimiento regresa a sus extremidades. Pronto, están de pie y practicando con el grupo. Su tasa de recuperación es de un 40%, que es a la que llega cualquier paciente y es similar a la tasa de recuperación de muchas otras enfermedades que tratamos aquí.
El qigong no pone la atención del practicante en formas o rituales fuera de sí mismo. Se trabaja con energía.

¿Cómo hablaría del qigong como herramienta a una persona que busca conocerse a sí misma?.

El qigong es un sistema muy profundo de conocimiento. Pertenece al más alto rango de la cultura china y de hecho de la cultura mundial. Mientras que la India, Grecia y Egipto no utilizaron una terminología similar al qigong, todos desarrollaron conocimientos que pertenecían a la categoría de qigong. Los chinos hablan de la energía vital como la fuente universal que causa el crecimiento de todas las cosas. Esta es una teoría de la creación muy diferente a la de la ciencia moderna. Los astrofísicos hablan del Big Bang, una enorme explosión a partir de la cual el universo fue creado. Pero los chinos hablan del estado primordial del universo en términos de energía vital; energía que se crea y se transforma. Los antiguos no hablaron de porqué esto es así, sino más bien, ¿cómo uno se puede armonizar con esta realidad y conservar su energía vital?, el ser humano tiene esta energía vital, ¿cómo debe usarla? . Para cultivar la energía de la vida, uno necesita reconstruir toda la energía vital que ha perdido; ¿cómo? los métodos varían.
La mayoría confía en cultivar la energía vital en el cuerpo, con el objetivo de compensar la pérdida. En China se llama a esto cultivar el Jing Qi Shen. Otros métodos no dependen de la energía vital del cuerpo, sino que van directamente a la energía vital de la naturaleza. Este es nuestro enfoque, cultivamos nuestra propia energía vital a través del acceso a la gran cantidad de energía vital de la naturaleza. Este enfoque produce unos resultados más rápidos.
Pero cultivar la energía de la vida no es lo más fundamental; cultivar el espíritu si lo es. El dominio de la energía vital se logra realmente mediante el dominio de la conciencia. Usamos la conciencia de una manera cuidadosa y artesanal, para dar forma a nuestra vida, para alcanzar nuestros objetivos. Si utilizamos la terminología moderna para nombrar este proceso, lo llamamos qigong. Los antiguos usaban la palabra energía vital y esto desconcertaba a la gente. Pero en términos modernos, el qigong es sólo el refinamiento de la conciencia para mejorar el estado de energía en el cuerpo. Esto conduce a una salud vibrante, a un cuerpo y una mente armoniosos y al despertar de la vida espiritual .
Practicar qigong es muy fácil. El uso de energía vital para curar la enfermedad también es muy fácil, nuestros pacientes pueden aprender a usar la energía vital para curar la enfermedad en 22 días. Después de 3 meses, el 30-40% puede usar la energía de la vida para diagnosticar la enfermedad. El diagnóstico puede ser a través de un examen visual del paciente, o por intuir o sentir la enfermedad de una persona. Hasta el 40% aprende esta habilidad con bastante rapidez. No es tan complejo.
Hoy en día, la gente tiene todo tipo de nociones sobre el qigong. Ellos piensan que uno usa el qigong para curar una enfermedad y eso es todo. Incluso si se curan a sí mismos, muchos no creen profundamente en el proceso. Pero el qigong no es tan limitado, uno puede ayudar a otros, uno puede ayudar a cambiar la vida de otras personas.

¿Por qué el qigong puede curar la enfermedad?.

La teoría del qigong dice que la salud de uno depende de los procesos normales de la vida del cuerpo, los cuales dependen del flujo sin obstáculos de la energía de la vida. Una enfermedad es una perturbación de este flujo, los médicos dirían que el funcionamiento está deteriorado. El qigong no se centra en la causa de la enfermedad, sino más bien en la restauración de la persona al equilibrio fisiológico total. Si la energía vital es libre, los procesos del cuerpo se normalizarán y la enfermedad desaparecerá naturalmente. Por ejemplo, las personas tienen bacterias poco saludables en su cuerpo, pero no se enferman, ¿por qué? esto es debido a que sus funciones corporales y el sistema inmunológico son fuertes, resisten a la enfermedad. Pero el qigong no se basa en la resistencia a la enfermedad. Elimina la fuente de la enfermedad por completo, en lugar de dejarla latente en el cuerpo. En los experimentos, vemos que la energía vital de una persona puede matar las bacterias fuera de sí misma. Practicar qigong ciertamente matará las bacterias en su interior.

¿Por qué hay personas que practican las artes meditativas, que son aparentemente buenas para la salud, y sin embargo encuentran que su salud continúa deteriorándose?.

Esto se debe a que las prácticas tradicionales, aunque tienen grandes beneficios, también tienen inconvenientes. Algunos se basan en el silencio, como la práctica sentada. Para sentarse correctamente, debes entrar en quietud. Si no puede o lo hace mal, habrá un efecto negativo en la energía vital. Si no puede entrar en estados profundos, usted no cosechará las recompensas que provienen de la quietud, como el funcionamiento mejorado del cerebro, el aumento de las ondas Alfa y la disminución de las ondas Beta. En nuestra práctica, no exigimos la quietud, sino que  promovemos los procesos naturales en el cuerpo, creando mayor flujo, apertura y equilibrio. Estos ritmos naturales restaurados producen salud vibrante.
Nuestro qigong difiere de otras prácticas porque cambia la teoría tradicional sobre la quietud. En cambio, enfatizamos el movimiento como la base de cultivo. Los antiguos siempre hablan de alcanzar un estado en el que "no surge ni un sólo pensamiento", no piense que esto es fácil. Nosotros decimos: sólo concentra tu conciencia, eso es suficiente. Concéntrese en sentir, en la conciencia, en la consciencia y en el espíritu; eliminando la confusión, la debilidad y la negatividad. El resultado es que usted se convierte en un maestro de su propia vida y no un esclavo del mundo material.
Los existencialistas como Sartre dicen: "Quiero ser libre, demuestro libertad, eso me libera!" La libertad del qigong no es así, primero debes dominar las leyes de la vida, sólo después de dominarlas serás libre,  pero si ni siquiera sabes lo que son, ¿cómo puedes encontrar la libertad?.

¿De qué reglas de vida está hablando?

De las reglas de la vida que apenas entendemos hoy en día. La medicina moderna, la biología y la anatomía sólo describen las actividades de los fenómenos vivientes. No hablan de la base de la existencia orgánica. Los genetistas hoy en día son capaces de ver la estructura molecular del ADN, pero esto no les acerca a resolver las cuestiones de la vida. ¿Por qué? Cuando las hélices dobles de ADN están vivas, puedes duplicarlas. ¿Por qué no pueden hacerlo cuando mueren?, porque no hay vida. La reproducción es imposible. Esto significa que el ADN es sólo la base material para la vida, no la vida misma.
El problema radica en la dependencia de los métodos científicos inadecuados. Las ciencias de la vida emplean los mismos métodos que la física moderna. Pero la física moderna explora el mundo inanimado. Descubren las reglas de la materia inorgánica. Utilizar este método para investigar organismos vivos no dará respuestas satisfactorias con respecto a la naturaleza de la vida.
El enfoque del qigong es investigar la vida y sus leyes. A diferencia de los científicos, los practicantes de qigong usan la conciencia altamente cultivada para entender la vida. La sutileza y la sofisticación de esta conciencia superan con creces cualquier método o tecnología empleada por físicos o químicos. La vida está más allá de la medición y la cuantificación. Nuestra conciencia ordinaria puede reflejar el mundo que nos rodea, pero no puede entenderlo, ¿Por qué? Porque el hombre se coloca a sí mismo en una relación separada de la totalidad, aunque su cuerpo y mente formen una sola unidad.
Sólo después del cultivo y el logro de la alta conciencia del qigong, puede usted entender las leyes de la vida, y vivir en esta tierra.
Lo que entendemos hoy no es una macro-visión de la vida, sino simplemente una expresión de los fenómenos de la vida. Hay varios estados de conciencia, uno está enfermo o sano, alerta o dormido, activo, pasivo, enojado, feliz, etc. Por encima de esto hay un estado de qigong. El qigong se centra en los estados inferiores, busca entender sus leyes y procesos, y trata de evitar sus limitaciones. A través de este entendimiento, trata de ir a un estado superior.  La ciencia sin embargo, investiga a través de la medición.
Lo que ve en cierto estado no es más que una observación. La ciencia no tiene medios para entender los estados superiores. Tiene dificultades para comprender cómo restituir al cuerpo y a la mente al equilibrio y a la salud. El qigong tiene mucha experiencia en esto.

El cultivo del Qigong apunta a llevar a un practicante de la enfermedad a la salud y finalmente al logro espiritual. Podemos ver un proceso de desarrollo aquí. ¿Cómo se compara esto con el budismo y el taoísmo, que se mueven de las etapas inferiores a las superiores?

En su mayor parte, las religiones no hablan de curar la enfermedad. Hablan acerca de la trascendencia, escapando de la impureza de la vida. Hablan del paraíso, pero el qigong sólo está interesado en ayudarnos a vivir mejor en esta tierra. Esta es una diferencia fundamental.
Los taoístas hablan de convertirnos  en inmortales. El Hinayana habla de los 4 dhyanas y samadhis. Los defensores de Mahayana dicen: "ilumina la mente y verás tu propia naturaleza". Esto no es muy fácil, uno debe pasar muchas etapas, experimentar muchas transformaciones antes de alcanzar este nivel, si tienes un solo pensamiento o un solo apego, no puedes alcanzarlo.

¿Un pensamiento ordinario obstaculizaría la iluminación?

Cualquier pensamiento se convertiría en una obstrucción. Los pensamientos son distracciones atadas al exterior que fuerzan a uno a una relación relativa. Un pensamiento puede detenerte. Si tu mente está atrapada en algún lugar, te detendrá. Iluminar la mente es relativamente fácil. Penetrar a la propia naturaleza (esencia) es extremadamente difícil.

¿Enseña prácticas específicas de qigong para cada enfermedad o todos los pacientes se someten a una formación similar?

Todo el mundo practica el mismo conjunto de prácticas. El énfasis está en el movimiento, no en la quietud.

¿Incluyen los conceptos taoístas tradicionales como dazhoutian, xiaozhoutian, dantian, meridianos, etc.?

No es necesario. Si enseña eso, el progreso es lento.
Cuando los antiguos cultivaban su energía, alcanzaban niveles muy altos. Cuando tenían esos logros, no necesitaban prácticas como Dazhoutian, Xiaozhoutian, o Dantian. Ellos practicaban "cada punto en el cuerpo es un Dantian" un estado donde el hombre y la naturaleza se convierten en uno.
Lo que hacemos aquí con nuestros pacientes tiene como objetivo llegar a ese nivel desde el principio. Usamos la postura, los movimientos, los cambios en la conciencia y los sonidos, para amplificar y maximizar las conexiones entre el hombre y el medio ambiente.
Hay muchas prácticas zhoutian, de circulación celestial. Lo más tradicional es transformar la energía en energía vital, que reúne y almacena la vitalidad sexual y hace circular el jing qi en el dantian. Cuando se alcanza la circulación celestial menor, Xiaozhoutian, tiene el efecto de disminuir o eliminar el deseo sexual. ¿Cuántas personas hoy aceptarían la eliminación de su vida amorosa?.
La siguiente práctica es transformar la energía vital en shen, que crea el gran shen y produce el "niño interior" (yinger). Yinger es sólo un término para una entidad creada por la conciencia y la energía vital. En esta práctica, usted envía al niño fuera de usted. Cuando lo traes de vuelta, regresa con una energía de vida externa, que distribuyes a todos los puntos de tu cuerpo. De esta manera, el hombre se funde con la naturaleza. Este es un ejemplo de una práctica matutina llamada Dandaogong. Las prácticas taoístas son extremadamente numerosas; ésta es sólo una de ellas.
Así puede ver lo complejo que puede llegar a ser. De las decenas de millones de personas que estudian  qigong hoy en China, probablemente no más de unos pocos han alcanzado el primer nivel, mucho menos las alturas del logro taoísta. En nuestra práctica, comenzamos con el método del "hombre y el cielo se fusionan". Utilizando la energía vital y la conciencia, cultivamos la conexión entre lo interior y lo exterior, refinamos y almacenamos la energía vital. Evitamos la práctica larga y compleja de zhoutian.

¿Qué pasa con la relación de las energías, jing, qi y shen?

Sólo hablamos de energía vital, que incluye el jing y el cuerpo. Nuestro cuerpo es en realidad sólo energía vital. Los físicos dicen que la materia es energía materializada; la energía sin forma se manifiesta como forma. Hay verdad en esto. Tradicionalmente, el universo era visto como el resultado de la transformación de la energía vital primordial.
Después de esta transformación la energía de la vida ocupó lo que podemos llamar la posición central, la parte superior shen, y la inferior, la forma. Lo que llamamos forma o el cuerpo es simplemente jing. Cada célula de nuestro cuerpo es jing. La reproducción de una célula es jing. Hay una serie de diferentes matices involucrados aquí lo que hace esta terminología difícil al principio. La base de este jing es la energía vital. Por lo tanto, entender la energía de la vida es establecer raíces reales, la verdadera estabilidad en su vida.

¿Cómo desarrolló su comprensión de qi/energía vital?.

Practiqué muchos tipos diferentes de cultivo espiritual. A través de los años seguí preguntándome, ¿qué tiene valor? ¿Qué es útil? ¿Qué es lo que realmente funciona?, Dioses y bodhisattvas?, Mantras?.  A través de este largo período de búsqueda y experimentación, encontré que la energía vital es el fundamento de todo. Si se llega a comprender esto, realmente será un logro en su vida espiritual.
Pero, ¿cómo cultivar la energía vital? Se fortalece con el cuerpo y se perfecciona con la conciencia. Este fue mi descubrimiento y conclusión después de muchos años.
Soy médico. Practiqué la medicina occidental durante muchos años. Desde 1962, he practicado la medicina china y la acupuntura. Pero incluso mi estudio médico chino no me ayudó a resolver los profundos problemas de la existencia humana. Afortunadamente, me proporcionó muchas ideas, porque también es un sistema basado en la energía vital. Inserte una aguja para tratar la inflamación y la hinchazón desaparece. ¿A donde se fué? Esta es la función del qi.

Así que su enseñanza se basa en absorber y almacenar el Qi externo y busca desarrollar un poderoso qichang, campo de Qi, a través de la práctica grupal.

Sí, usamos el Qichang de una manera especial. Tenemos cientos de personas practicando juntas, construyendo un campo. Esto tiene un tremendo poder. Durante la práctica, les pedimos a los que tienen tumores que realmente pueden ver o sentir, que se presenten para que podamos observar los resultados de su práctica. Después de una sesión grupal, los tumores se contraen o incluso desaparecen. Esto es algo real, algo valioso. Es lo mismo con aquellos con presión arterial alta. Después de una práctica, su presión disminuye notablemente.
En China, mucha gente practica qigong y experimenta risas incontroladas, lloran, gritan, tiemblan, escuchan voces, etc. Esto significa que no tienen ninguna base, confunden esto con el progreso real. Algunos maestros manipulan a sus estudiantes para que tengan estas liberaciones psicológicas. Pero creo que es muy superficial. Queremos ver algo real. Un gran número de chinos tienen tumores. Si podemos demostrar que la práctica del qigong tiene un efecto beneficioso en la reducción o eliminación de tumores, entonces eso es útil. Es un resultado certificable. Puedes verlo.

Puede ser difícil para la gente entender el poder de un Qichang.

Creo que es mejor no introducir esta práctica al principio. Cuanto más se habla del qigong como milagroso, poderoso, extraordinario, más difícil es que la gente lo acepte. Incluso en China, hay que impartir una enseñanza que esté cerca de la experiencia real de las personas, algo que puedan realmente utilizar.  Por eso digo, primero hablar de qigong como una práctica para curar enfermedades. La gente debe aprender a curar su propia enfermedad y no esperar a que un maestro los toque o los salve de alguna manera. Primero establezca su propia salud. Mucha gente piensa, cuanto más complicada es una práctica, más profunda es. En realidad, cuanto más complicada sea una práctica, menos eficaz será. Así que si aprendes cómo aprovechar y usar esta energía vital de la naturaleza, para curar enfermedades en ti mismo y en los demás, realmente has aprendido algo fundamental. Usted tiene una base estable desde la cual seguir adelante.


Traducción: Antonio María Rabaneda.
Fuente: Heaven and Earth Magazine 1994.
http://www.scribd.com/doc/22327931/Nature-as-Last-Resort-Pang-Ming






martes, 2 de agosto de 2016

Curso Instructor y Terapeuta de Zhineng Qigong



 Consulta las fechas en el lateral derecho del blog o en el pdf informativo.



Queridos amigos.

Quiero compartir con vosotros la nueva enseñanza que impartiré a partir de octubre de este año, en ella está lo que para este que os escribe, es la esencia del arte del Qigong... una esencia destilada por los años, el sentir y la reflexión serena de lo que este arte es en realidad...


La enseñanza de "El Arte de la autocuración" tuvo su función y cometido durante los últimos 5 años, un tiempo de profundos cambios y crecimiento en compañía de buenos guerreros y guerreras de Luz... Quiero mandaros desde aquí mi reconocimiento... :))


Pero la vida sigue y los retos son ahora otros, retos que toca vivir para seguir creciendo... descubriendo... sintiendo...


Os invito a que hagamos juntos este nuevo viaje... un viaje a través del corazón y la esencia del Arte del Qigong.

En Málaga:





En Barcelona:





Datos del Curso.

Duración: 

Constará de 10 seminarios impartidos entre octubre de 2016 a mayo de 2018.

Horarios:  

Sábados y domingos de 9.30h a 14.30h y de 16 a 20h.

Lugar: 

En Málaga: Centro de Medicina Tradicional China.
Avenida Rosaleda, 1, 1ºIzq. Málaga 29008 España
952 60 92 71.

En Barcelona: Aún por determinar.

Aportación:

Cada seminario de fin de semana tendrá un costo de 140€.

·   Si quieres reservar tu plaza, ingresa por favor, la cantidad de 40€ (esta cantidad se descontará del precio del primer seminario), en la siguiente CC: IBAN: ES45 2100 3123 3421 0043 0592.  de Caixabank, S.A. “La Caixa”, a nombre de Antonio Mª Rabaneda. Poner en concepto vuestro nombre completo y la formación a la que os inscribís.

Para que podamos confirmar tu ingreso, mándanos por favor, el justificante del mismo, a la siguiente dirección de correo:  antoniomariarabaneda@gmail.com
               
El importe de la reserva sólo se devolverá en caso de anulación del curso.

Las plazas son limitadas, si es de tu interés, te recomiendo reserves la tuya cuanto antes.

Para más información ver pdf más arriba.


martes, 7 de junio de 2016

Cuida tu interior.




No me importan tus títulos, tus posesiones, tu traje, tus bonitas palabras, tus horas de gimnasio o cirugía… Me importa como vibras, y eso no lo puedes ocultar detrás de todo lo anterior…  Eso, se siente…



Antonio María Rabaneda.

martes, 29 de marzo de 2016

Curso Primer Nivel de Zhineng Qigong . Con el Maestro Wei Qi Feng.




Contenido del taller:

  •  Teoría y práctica de la forma “Peng Qi Guan Ding Fa” Nivel I de              Zhineng Qigong.
  •  El papel de la Conciencia en la práctica.
  •  Adquirir experiencia en el uso del Qi en el cuerpo para la auto-curación.

Datos del Curso.

Fechas: del 13 al 16 de Octubre de 2016.

Hora de inicio y finalización: El curso comenzará el día 13 a las 9h. y terminará el domingo día 16 después de comer. La recepción de los participantes se realizará desde el día 12 a partir de las 18h.

Lugar: Casal de Pau.  Arbúcies. Girona. http://www.casaldepau.org/

Aportación:
  • El Curso más pensión completa, tendrá un costo de 380€ para las inscripciones realizadas antes del 31 de julio de 2016.
  • Para inscripciones realizadas después de esta fecha tendrá un costo de 425€.

·  Si quieres reservar tu plaza, ingresa por favor, antes del día 31 de julio, la cantidad de 75€ (esta cantidad se descontará del precio final del curso), en la siguiente CC: IBAN: ES45 2100 3123 3421 0043 0592.  de Caixabank, S.A. “La Caixa”, a nombre de Antonio Mª Rabaneda. Poner en concepto vuestro nombre completo.

Para que podamos confirmar tu ingreso, mándanos por favor, el justificante del mismo, a la siguiente dirección de correo:  antoniomariarabaneda@gmail.com
               
El importe de la reserva sólo se devolverá en caso de anulación del curso.

Las plazas son limitadas, si es de tu interés, te recomiendo reserves la tuya cuanto antes.

viernes, 8 de enero de 2016

Qigong, un camino con corazón.






Comprender el sentido de la existencia mientras transitamos esta experiencia humana, es la más alta realización de un alma encarnada… escoger un camino que nos ayude a ello, ya es medio logro conseguido… todos son válidos, mientras nos afinamos en su búsqueda… hasta que un día, todo tu ser dice: sííí, ante uno de ellos…

En la tradición de la enseñanza que he recibido, a este momento se le llama, encontrar nuestro “camino con corazón”…

Pero, qué marca la diferencia entre éste y los demás?.

La principal diferencia es que lo ha escogido una parte muy especial de ti… tu corazón; puede que al principio no sepas qué significa esto, pero te hace sentir bien mientras lo recorres, te da paz, te llena de alegría, de fuerza, de esperanza… es así como lo diferenciamos de los demás…

Lo más hermoso, es que no hay un solo camino con corazón para todo el mundo, cada uno tiene el suyo… y cuando lo encuentras… lo sabes.

Yo encontré el mio a través de este arte que os enseño, un camino no exento de contradicciones… pero así son los auténticos… Él, me mostró y aún lo hace… mis luces y mis sombras, para ayudarme a entenderme y entender la vida… y haciéndolo, poder ayudarte hoy a que encuentres tu propio “camino con corazón”.

Pero recuerda, que el camino no es la herramienta que usas para transitarlo, sea moto, bici, triciclo o maserati… El camino es la forma en que usas estos vehículos, tu actitud hacia ellos y con ellos te abrirá las puertas de la comprensión o te las cerrará para siempre…

Tal vez el arte del qigong sea el vehículo que te lleve a este lugar de comprensión donde las puertas se abren… o tal vez sea un motivo más para distraerte de lo que realmente importa... eso, sólo lo sabe tu corazón.


Antonio Mª Rabaneda.

viernes, 18 de septiembre de 2015

Humildad, sinceridad, perseverancia... Las tres virtudes de la práctica, en la persona del Maestro Wei Qi Feng.



Nació en 1973 en la provincia de Gansu, en el noroeste de China. Comenzó a aprender qigong en la escuela media. 

En una entrevista concedida en 2010 decía: 

“En ese ese momento de mi vida me sentía triste y confundido, a menudo iba a pasear por las montañas en busca, sin éxito, de sabios que pudieran enseñarme el verdadero significado de la vida. Más tarde en 1991 descubrí el Zhineng Qi gong y supe que había encontrado mi camino. En poco tiempo me dirigí a Huaxia y realicé la formación docente de tres meses.

Al regresar a mi escuela comencé a enseñar Zhineng Qigong y pronto tuve más de 200 estudiantes. También realicé sanaciones con ellos y sus familias.

En 1993 regresé a Huaxia para comenzar el curso de capacitación docente de dos años. Este fue el segundo año del programa y tuvimos la suerte de  tener al propio Dr. Pang, enseñando regularmente en persona. Este no fue el caso para los estudiantes posteriores. Cuando me gradué en 1995 Pang Laoshi me escribió "li nu wei Zhineng Qigong dou shi ye shui; Hunyuan ling tong ". Esto significa "poner todos sus esfuerzos en la difusión de la cultura Zhineng Qigong" y me ha inspirado desde entonces.

En 1995 comencé a trabajar como redactor en Huaxia, donde normalmente dirigía la práctica de la mañana y la tarde del personal Huaxia. También formé parte de un pequeño grupo (de 10 - 20 personas) que Pang Laoshi escogió para enseñar los nuevos métodos desarrollados por él .

A principios de 1999 me trasladé al Tercer Departamento de Curación con el fin de ampliar mi experiencia. El Tercer Departamento era para las personas que fueron rechazados por los otros dos departamentos por estar demasiado gravemente enfermos. Había momentos que se juntaban entre 300 y 600 pacientes.

A finales de 1999 me fui de Huaxia. Tuve dos sueños. Uno de ellos fue la creación de un jardín de infancia para enseñar a los niños; Sentí que era más fácil de ayudar a los niños, ya que es más difícil cambiar a los adultos. Mi otro deseo era ayudar a aquellos cuyo sufrimiento era mayor, pero que no fueron capaces de ayudarse a sí mismos, como amputados o personas ciegas cuya familia los había abandonado. Por desgracia, las dificultades para el qi gong en esa época hacian que fuera muy dificil lograr mis sueños.

En 2006 tuve la oportunidad de comenzar a enseñar qigong de nuevo. Mi sueño ahora es ayudar a desarrollar un centro donde los amigos Zhineng Qi gong de todo el mundo puedan unirse para la investigación, el estudio, la práctica y ayudar a difundir la cultura Zhineng Qigong. Quiero usar las enseñanzas del Dr. Pang para ayudar a crear un nuevo modelo de pensar y de vivir juntos."



Doy las gracias a mis alumnos, a mis amigos Gonzalo, Pedro, Miguel... A tod@s l@s que ya sabéis que estáis en mi corazón... Pero sobre todo a mi familia, a mis padres por su aliento y apoyo incondicional...
Un sueño se ha hecho realidad...

El Maestro Wei Qi Feng, pronto estará en nuestro país impartiendo su experiencia y sabiduría.






lunes, 27 de julio de 2015

El hospital de futuro, según el Dr. Edward Bach.




Dr. Edward Bach (1886 – 1936)
Creador de las Flores de Bach


Disertación efectuada en Southport por el Dr. Edward Bach, febrero de 1931

“Venir esta tarde a dar esta disertación no ha sido para mí nada fácil. Ustedes son miembros de una sociedad médica, y yo he venido como médico. Sin embargo la medicina de la que quiero hablar está tan lejos del parecer ortodoxo de hoy, que  hace que haya poco en esta hoja de papel que tenga que ver con el olor del consultorio privado o el hospital, tales como los conocemos en el presente. (…)

Permítame echar una breve ojeada al hospital del futuro.

Será un oasis de paz, de esperanza y de alegría. No habrá lugar para las prisas y el ruido. No existirá ninguno de esos terribles aparatos y máquinas que hoy en día se utilizan. No se olerá a productos desinfectantes ni a anestesias. No aparecerá nada que recuerde a la enfermedad y al padecimiento. Los pacientes no serán continuamente molestados para tomarles la temperatura. No existirán reconocimientos diarios con estetoscopios y otros aparatos de exploración para grabar en el ánimo del paciente la naturaleza de su enfermedad. No habrá lugar para esas continuas tomas de tensión para transmitir al paciente la sensación de que su corazón palpita demasiado rápido. No aparecerá ninguna de estas cosas, porque todo ello dificulta la atmósfera de paz y tranquilidad que tan necesaria es al paciente para facilitar su pronta recuperación. Tampoco habrá ya necesidad de laboratorios, porque el análisis microscópico de los detalles, no tendrá ninguna importancia cuando se haya comprendido que es el paciente el que debe ser tratado y no la enfermedad.

El objetivo de todas esas instituciones será el producir una atmósfera de paz, de esperanza, de alegría y de confianza. Todo lo que se haga será para que el paciente sea estimulado a olvidar su enfermedad y a que aspire a su recuperación, corrigiendo al mismo tiempo cada uno de los fallos existentes en su naturaleza, y para que entienda la lección que debe de aprender.
Todo será maravilloso y hermoso en el hospital del futuro, de tal forma que el paciente busque la manera de salir de ese lugar no sólo para liberarse de su enfermedad, sino también para desarrollar el deseo de llevar una vida en la que exista una mayor armonía con las órdenes de su alma de lo que ha existido hasta ahora.

El hospital se convertirá en la madre de los enfermos. El hospital los tomará en sus brazos, los tranquilizará y consolará, proporcionándoles al mismo tiempo esperanza, confianza y valor para superar sus dificultades.

El médico del mañana reconocerá que él, por sí mismo, no posee ningún poder para sanar al otro, sino que le fueron dados los conocimientos de cómo guiar a sus pacientes y lograr que la fuerza curativa sea canalizada a través de él para, de esta manera, liberar a los enfermos de sus padecimientos. Todo esto lo recibe el médico cuando dedica su vida al servicio de sus semejantes, al estudio de la naturaleza humana, de tal forma que pueda comprender parcialmente el sentido de esta naturaleza, y tiene un deseo de todo corazón de liberar a los hombres de sus padecimientos y de dar todo por ayudar a los enfermos. Entonces, su poder y capacidad de ayudar crecerá de forma directamente proporcional según la intensidad de su deseo y de su disponibilidad a servir. El médico comprenderá que la salud, al igual que la vida, depende única y exclusivamente de Dios, y sólo de él. Comprenderá también que los remedios que emplea sólo son remedios dentro del plan divino que contribuyen a conducir al afectado de nuevo hacia el camino de la ley divina.

El médico del mañana no tendrá interés en la patología o en la anatomía patológica, ya que él investiga la salud. Para él no juega ningún papel el hecho de que, por ejemplo, la disnea sea producida o no por el bacilo de la tuberculosis, por el estreptococo o por cualquier otro microorganismo. Pero, por el contrario, será marcadamente importante para él el saber por qué el paciente al respirar tiene que padecer semejantes dificultades. Es insignificante el saber que parte del corazón es la que está dañada y, por contra, es tremendamente importante descubrir de qué manera el paciente ha desarrollado de manera equivocada su amor. 

Los rayos X ya no serán utilizados para examinar una articulación artrítica, sino que más bien se investigará la personalidad de paciente para descubrir dónde se encuentra el agarrotamiento en su alma.

Los diagnósticos de las enfermedades ya no serán dependientes de los síntomas y muestras corporales, sino de la capacidad del paciente de corregir sus errores y de poder volver a estar en armonía con su vida espiritual.

La formación del médico, englobará un profundo estudio de la naturaleza humana que conducirá a una gran percepción de lo puro y perfecto, a la comprensión del estado divino del ser humano, así como al conocimiento de cómo se puede ayudar a aquellos que padecen, de manera que su relación con su yo espiritual vuelva a ser armónica y en su personalidad se restablezca de nuevo la salud y la concordia.

El médico del futuro estará en condiciones de poder averiguar el conflicto existente en la vida del paciente que ha ocasionado la enfermedad o desarmonía entre el cuerpo y el alma. Esto le permitirá darle al paciente el consejo que para él es el adecuado y tratarlo.

El médico también tendrá que estudiar la naturaleza y sus leyes, estará familiarizado con las fuerzas curativas de la naturaleza de tal forma que pueda utilizar estos conocimientos para el beneficio del paciente.

El tratamiento del mañana despertará, en esencia, cuatro cualidades en el paciente:

 • Paz
 • Esperanza
 • Alegría
 • Confianza

Todo el ambiente que le rodee, así como la atención, así como la atención que se le preste al paciente, estarán al servicio de ese objetivo. Al englobar al paciente en una atmósfera de salud y de luz, se apoyará su recuperación. Al mismo tiempo, los errores del paciente han sido diagnosticados, se ha conseguido que él los vea claros y ahora obtiene apoyo y ánimo para poder superarlos.

La manera de actuar de estos remedios consiste en elevar nuestras vibraciones y en abrir nuestros canales para que nuestro yo espiritual pueda sentir, en invadir nuestra naturaleza con la virtudes que necesitamos y en subsanar los errores que en nosotros ocasionan daños. Estos remedios son capaces, al igual que una música maravillosa o que todas esas magníficas cosas que nos inspiran, de elevar nuestra naturaleza y de acercarnos a nuestra alma, y, precisamente a través de esta forma de actuar, nos traen consigo paz y nos liberan de nuestros padecimientos.

No sanan atacando la enfermedad, sino invadiendo nuestro cuerpo con las maravillosas corrientes de nuestra naturaleza ya más elevada, en cuya presencia cada enfermedad se funde como la nieve bajo los rayos del sol.
Finalmente, estos remedios cambian la actitud del paciente frente a la salud y la enfermedad.

Se debe acabar para siempre con el pensamiento de que se puede comprar el alivio de una enfermedad con oro o plata. La salud tiene, como la vida, un origen divino, y sólo puede ser alcanzada a través del empleo de medios divinos. Dinero, lujo o viajes pueden hacer que, de puertas para afuera, parezca que podemos comprar una mejora de nuestro estado corporal, pero todas estas cosas nunca nos podrán proporcionar la verdadera salud.

El paciente del mañana entenderá que él, y solamente él, podrá liberarse de su padecimiento, aunque pueda recibir consejo y ayuda por parte de otras personas cualificadas que le apoyan en su esfuerzo. La salud, por tanto, existe cuando podemos hablar de armonía entre el alma, el espíritu y el cuerpo. Esta armonía es condición indispensable antes de que se pueda producir la curación.